fbpx

¿Eres Lunática?

¿Cuántas han escuchado que nos afecta la luna ? realmente ésta no es mi especialidad porque no soy astróloga, ni especialista en los ciclos lunares. Puedo decir que tengo un mayor conocimiento gracias a los estudios que he realizado con mi amiga Holanda Castro Creadora de la Academia On Line de Mujer Mandala, pero aún así me siento muy en pañales sobre el tema.

Sin embrago he estudiado sobre la vibración personal y la ley de atracción, por el simple hecho de SER parte del mismo universo donde habita la luna, estoy convencida que SI nos afecta. Y partiendo del punto que TODO en éste planeta vibra, pues en definitiva la energía de la luna nos impacta en gran medida.

Es por ello que los especialistas y astrólogos se rigen por el ciclo lunar para definir las intenciones de cada período, definen los momentos con la energía más favorable para ciertas actividades, los agricultores para sus cosechas, los surfistas para las mejores olas, pescadores para salir a pescar, se suelen hacer rituales y meditaciones, en fin, todos formamos parte del mismo planeta.

 

Gracias a la evolución que ha tenido todo lo referente al crecimiento y desarrollo personal, tenemos algunos ámbitos mucho más claros y entre ellos la importancia de nuestra «sintonía emocional» o, como suelen decir: buena vibra o mala vibra; ya que según como te sientas emites una vibración que te impacta de manera personal e influye en todo lo que te rodea. De hecho, según como sea tu vibración te haces atractiva a ciertas experiencias. Incluso ya está demostrado como nuestra actitud, afecta hasta el estado de nuestra salud.

Antes de continuar debo aclarar que el término correcto es : alta vibra o baja vibra, ya que se trata de, el estado del SER. Estar en alta vibra es ubicarte en un elevado estado de tu espíritu, porque se refiere a tu nivel de desarrollo espiritual o de tu alma.

 

Por otra parte para nosotras las mujeres es de gran importancia saber que nuestro cerebro es completamente distinto al cerebro del hombre, por lo tanto, es imposible pensar, sentir o ver el mundo de la misma manera. De hecho, no es que seamos lunáticas, la razón es que en nuestra configuración somos más emocionales que los caballeros y de añadidura tenemos las hormonas, somos un cóctel de hormonas. Si nos vamos un poco más allá somos cíclicas y vamos guiadas por la luna o ciclos como el menstrual.

Pero el tema de interés es aprender a desarrollar un patrón de pensamiento que nos potencie y nos permita desarrollar la inteligencia emocional. Más allá de buscar una perfección es aprender a reconocer y gestionar nuestras emociones.

En primer lugar, una de las funciones del cerebro es pensar, es una fábrica de pensamientos. Intentar controlarlo cuando produce más de 70 mil pensamientos en un día es una tarea que solo te va a descontrolar más. En este sentido lo que te puedo recomendar es enfocarte en el tipo de información que procesas, absorbes, introduces o pones atención; ya que de ello van a derivar tus patrones y en base a estos últimos va a funcionar la fábrica. Por lo tanto, a través de buenos libros, excelentes conversaciones, actividades que te generen bienestar, estudiar, formarte, el tipo de personas que frecuentas, te van a llevar a introducir pensamientos que contribuyan a mejorar tu manera de pensar.

Con respecto a las emociones, éstas van ligadas a tener MOTIVOS que te mantengan en entusiasmo. Tu actitud va ligada a cómo te sientes, hay actitudes que te bloquean como el miedo cuando no sabemos gestionarlo, o, actitudes que te potencian como el optimismo. Tu vida tiene que emocionarte, TÚ tienes que emocionarte a ti misma. Y para lograrlo debes darte el permiso de sentirte bien. Lo antes expuesto también contribuye a tener un excelente estado de ánimo. Realizar al día cosas que te gusten también contribuye. Por ejemplo, a mí me genera placer escribir, me gusta tomarme a diario un buen café, me gusta disfrutar de un espacio luego del almuerzo, me gusta meditar. Por lo tanto, son actividades que ya tengo identificadas y les doy espacio durante mi día para mantenerme con buen ánimo.

Debes ser más consciente de todo lo que haces y como contribuye en tu vida, debes ser más selectiva con la información a la cual prestas mucha atención y darle importancia a las actividades que te generan placer.

Y si te declaras lunática, que seas una lunática feliz y con propósitos, porque al final a todas nos afecta la luna.

Anímate, notarás el cambio.!!!

Un Abrazo.

Ada Rahn.

Mujeres Infinitas © Todos los derechos reservados

info@mujeresinfinitas.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies