fbpx

¿Hacia dónde vas?

¿Hacia Dónde Vas?

Hola Mujeres infinitas, a propósito de iniciar el mes de junio y con él la mitad del año, momento en que comienzas a recordar esa lista de deseos hecha a final de año anterior. En éste punto es donde comienzan las interrogantes y hay hasta momentos donde te puede invadir la angustia o frustración por aquellos deseos que no has sido capaz de alcanzar o ni siquiera has comenzado a trabajar en ellos, o por el contrario tienes en lista todos tus logros y deseos cumplidos lo que te hace de una plataforma de entusiasmo en tu vida.

Con una cita del libro “Pide y se te dará” de Esther y Jerry Hicks, me he inspirado para desarrollar el artículo de hoy. Éste es uno de esos libros que no importa las veces que lo lea, siempre me aporta.

“Cuado conduces un vehículo de un lugar a otro eres consciente de tu punto de partidea y del de destino. Entiendes que no puedes llegar allí al instante; que debes recorrer esa distancia y que, al cabo de un tiempo, llegarás. Y por más que estés impaciente por llegar, y quizá cansado del viaje, no te desanimas hasta el punto de car media vuelta a mitad del trayecto y regresar al punto de partida. No avanas y retrocedes reiteradamente desde el punto de partida hasta el final del trayecto hasa quedar agotado por el interminable viaje.

No confiesas tu incapacidad de llevar a cabo tu viaje. Aceptas la distancia que media entre tu punto de partida y el lugar que deseas alcanzar, y sigues avanzando hacia tu destina. Entiendes lo que debes hacer. Pues bien, nosotros queremo que sepas que el trayecto entre donde te encuentras y donde deseas estar – en todos los aspectos – es tan fácilmente comprensible como el ejemplo que te proponemos.»

Quise apoyarme en esta cita porque en nuestra vida sucede igual que en el texto. Es de alta importancia tener definido hacia dónde vas, y la respuesta está en tus deseos y tus metas. La respuesta está cuando sabes responder qué te propones lograr en tu vida. De lo contrario es como andar a la deriva y te mueves al ritmo que dicte tu entorno o los demás. Tienes una sensación de estancamiento, de que pasan los años y no avanzas. Por ejemplo, solemos usar frases como:

–  Dios Mío Ayúdame

Ahora bien, imagina por un instante a ese Dios o a Tú Yo Superior respondiendo:

– ¿Cómo deseas que te ayude si aún no me has dicho que deseas alcanzar?

Ooppsss..!! Hoy me propongo motivarte a que comiences a definir el rumbo de tu vida y sepas hacia dónde vas, una vez que definas hacia dónde vas será más fácil disfrutar el proceso; es como cuando estás en una competencia, logras hacer todo el recorrido y llegas a la META. En este caso no es una competencia, se trata de alcanzar la meta con cada deseo manifestado, se trata de tu superación y realización personal.

Ahora bien, cuando definas tus deseos debes preguntarte si una vez logrado, realmente va a contribuir con tu desarrollo, con tu felicidad y si te hará sentir realizada, pues suele darse el caso que nos fijamos metas o nos enfocamos en un objetivo y una vez alcanzado seguimos teniendo esa sensación de vacío.

Mucho se ha dicho que todo está en la mente, que todo depende de tus pensamientos. Gracias a mis estudios en PNL, inteligencia emocional y ley de atracción, puedo afirmar que realmente es así, por lo tanto, para alimentar tu mente con pensamientos que te potencien debes saber elegirlos, así como eliges la ropa que vas a usar cada día.

Es el estado emocional el que te potencia, debes conservar en tu memoria los mejores pensamientos, y en tu closet la ropa que mejor te haga lucir, para producir en ti esa emoción como cuando te compras esa cartera que tanto deseabas. Y esa emoción contribuye a tu felicidad, a tu entusiasmo, a tu belleza, porque también hay emociones como la rabia, tristeza, frustración, el miedo, que alimentan tu estado emocional pero que no te potencian, por el contrario, te estancan y pueden llegar a crear en ti una trampa de la que cuesta salir.

Te voy a enseñar a diseñar tu ruta y puedas responder con toda certeza, hacia dónde vas:

1.- Toma lápiz y la hoja que te obsequio al final de este post marcada como ¿Qué deseo?

2.- Preguntante: ¿Cómo me IMAGINO dentro de 5 años?

3.- Cierra los ojos, RESPIRA DE FORMA PROFUNDA TRES VECES y despierta tu imaginación: COMIENZA A RESPONDER A LA PREGUNTA.

4.- En base a tu imaginación comenzarán a surgir tus respuestas.

¿Qué VIVISTE en tu imaginación? por ejemplo: yo estaba en familia, con mis hijos, de viaje en una playa.

5.- En base a tus respuestas surgen tus deseos:

Deseo Tener una familia, deseo Tener hijos, deseo viajar.

6.- Ahora, por cada hoja escribe un deseo y en cada deseo incluye la razón por la cual deseas alcanzarlos, es decir JUSTIFICA TU RESPUESTA:

Por ejemplo: Deseo tener una familia: porque me gusta la vida en pareja, para conformar un hogar, me gusta ser madre, me veo en un futuro con nietos, vengo de una familia numerosa y deseo que mis hijos vivan esa experiencia.

TODO DEBE CONTRIBUIR A TU FELICIDAD, “SIN PERO QUE VALGA”.

La duda es como cuando te montas en el coche vía a la playa y en la primera rotonda decides regresar. Es decir, cuando dudas te alejas, retrasas la manifestación de tu deseo.

7.- Este ejercicio debes alimentarlo mínimo 4 veces a la semana, hasta que lo logres.

8.- Luego tendrás una hoja donde irás apuntando tus logros. Hoja que también te obsequio al final de este artículo, éste será tu libro de DESEOS CUMPLIDOS.

Primero que todo debes vivirlo de forma anticipada en tu imaginación, si se siente bien, es una excelente señal, para continuar hasta la meta.

Mucho éxito y nos vemos en la meta.

@mujeresinfinitas.

Ada Cristina Rahn

Plantillas ejercicios

Mujeres Infinitas © Todos los derechos reservados

info@mujeresinfinitas.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies