fbpx

¡Más allá del Amor!

¡Más allá del amor!

Una frase que hemos leído y escuchado por varios años es: AMA LO QUE HACES. Hoy me motivé a escribir sobre ella, y por eso el título del artículo es más allá del amor, que siento que aplica para todos los ámbitos de nuestra vida.

Más allá de ese amor hacia lo que hacemos, está el lado tangible de las cosas o de la vida. Si bien es cierto que somos seres espirituales en un cuerpo físico, que la fe se basa en CREER para ver, al ser humano le gustan las cosas tangibles. Por eso me refiero en este artículo a todo lo que está más allá del amor.

El amor es esa emoción que te motiva, que te impulsa, que te mueve, que te transforma, es la esencia del ser humano y de la vida, pero, así como es importante amarte por sobre todas las cosas y hacer lo que amas o amar lo que haces, es igual de importante que todo lo que hagas tenga “resultados”, esos resultados, es lo que llamo la parte tangible del amor. La mayoría de las veces los resultados vienen representados en una forma física; así sea una foto, un sabor, un olor, una sensación, como resultado de alguna agradable experiencia.

Hay algo que he aprendido como empleada, emprendedora, dueña de negocio, madre, esposa, y es que, así como es importante amar lo que haces, también está la otra cara de la moneda: «¡amor con hambre no dura!». Seamos honestas, a menos que sea una actividad benéfica o servicio gratuito, de toda actividad, trabajo, emprendimiento, siempre esperamos una retribución.

¿Por qué les digo esto?, porque existe un gran error en muchos emprendedores y es el tiempo en el que aspiran obtener ganancias y rentabilidad sobre cualquier proyecto. En este sentido tienen dos opciones:

1.- Tener una fuente de ingresos constante con la cual puedas cubrir los costes mensuales mientras tu proyecto se hace rentable.

2.- Tener un capital que te soporte mínimo el primer año.

Más allá del amor, está el periodo de despegue de tu negocio en el cual posiblemente el esfuerzo que se requiere sea el doble. Adicionalmente está la disciplina, organización y hábitos. El amor te motiva, pero también se puede ver afectado si pasas mucho tiempo sin percibir ingresos. Es importante para tu proyecto incluir la rentabilidad. Y como ser humano hay que aprender a desarrollar el lado espiritual y el material; que a la final son las dos caras de una misma moneda.

Motivo por el cual hay que tener un propósito de vida, un proyecto que incluya el tiempo que estas dispuestos a transitar hasta obtener ingresos y luego ganancias o beneficios. Es sencillo, los logros contribuyen a tu realización personal. Es lo que te hace vivir en un estado de avance. Los logros son los que te impulsan a continuar. Por otra parte, la insatisfacción debe motivarte a querer aspirar más, entusiasmarte a mejorar, impulsarte a expandirte.

Usa el amor para enamorarte de tus talentos y desarrollar tu pasión. Usa la incomodidad para impulsarte a cambiar. Recuerda que somos seres espirituales que elegimos vivir una manifestación física. Por lo tanto, cultiva tu espiritualidad para transformarte en un SER logrador, que manifiesta cada deseo, porque contribuyen con su realización personal.

Aprende a desarrollar el poder infinito que hay en ti, porque los sueños son para cumplirse.

Un Abrazo,

Ada Cristina Rahn.

 

Mujeres Infinitas © Todos los derechos reservados

info@mujeresinfinitas.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies