fbpx

SER perseverante.

 

 

El SER perseverante es la actitud que te llevará a disfrutar los frutos de tu esfuerzo. Es lo que te permitirá vivir todo lo que te propongas.

Deseo comenzar el siguiente artículo repasando el significado del término perseverante.

Este verbo hace referencia a mantenerse constante en un proyecto ya comenzado, una actitud o una opinión, aun cuando las circunstancias sean adversas o los objetivos no puedan ser cumplidos. Perseverar también es durar por largo tiempo.

Si hablamos de SER perseverante es porque esta característica forma parte de ti, es parte de los ingredientes que conforman tu personalidad; ya sea porque los traes de nacimiento o porque los has desarrollado como un hábito a lo largo de tu vida. Es parte de tu esencia y se te da de forma natural.

De cualquier manera, es una cualidad que puedes potenciar con la finalidad de lograr durabilidad en tus proyectos o actividades. Si bien es cierto que todos los cambios son buenos, hay momentos en la vida donde la perseverancia te traerá grandes beneficios.

Para lograr la perseverancia en un proyecto es imprescindible que éste contribuya con tu realización personal y adicionalmente te reporte beneficios ya sean monetarios, personales o profesionales. La perseverancia se logra cuando estás plenamente convencida que vas alcanzar los resultados esperados y que cada acción te acerca a ese objetivo. Y en esos momentos donde las acciones no te estén arrojando los resultados esperados, se cambia la estrategia, pero no el proyecto. Es muy común en los emprendimientos que se muera en el intento, de hecho la estadística es que de cada 10 se mantiene tan solo 1, porque su crecimiento es un poco más lento a lo que se piensa, por lo tanto, para lograr esa perseverancia el componente emocional es una energía indispensable para mantenerte en la acción.

La primera que tiene que creer no sólo en ti, sino en tu proyecto eres tu para poder desarrollar esa PERSEVERANCIA como ingrediente mágico a la hora de ver florecer todo lo que siembres. Este concepto aplica no sólo a los emprendimientos, también se puede llevar a las relaciones de parejas, estudios, ejercicios, hábitos alimenticios, entre otros. Cuando CREES en tu proyecto es porque realmente es importante en tu vida, contribuye de manera significativa y tienes definido por qué y para qué lo haces.

Cuando hablamos de perseverar en una actitud o una opinión, es porque mantienes constantemente en una emoción frente a la vida que te impulsa, vives con un alto estado de energía y eso te permite mantenerte en lo que se llama vivir en estado de flujo o, aprender a fluir con la vida. Más allá de los problemas logras ubicarte en una emoción potenciadora. Eso significa que has alcanzado tu inteligencia emocional. Desarrollar esta cualidad es magnífica para la perseverancia, porque en esos días donde sucede todo lo contrario a lo que esperabas, lejos de abandonar te replanteas una nueva estrategia. Aprendes a respirar profundo y continuar.

La inteligencia emocional te permitirá poder mirar todo desde distintos puntos de vista para tomar decisiones más acertadas gracias al balance entre lo emocional y racional. Aprendes a darte un tiempo antes de tomar una decisión definitiva y por sobre todas las cosas entender que el fracaso también es parte del éxito, es parte de los emprendimientos, es parte de la vida y es importantísimo aprender a convivir con él. No acostumbrarte a él, es entender que todos en algún momento cometemos errores, hay estrategias que no funcionan o días donde no provoca salir a trabajar.

Por otra parte tu intuición se potencia y cada día la tomas más en consideración gracias a la seguridad que logras en ti. Aprendes a escucharte más, valorarte más y confiar cada día más en ti.

 Dicho todo esto, te recuerdo una fórmula que para mí es infalible:

Motivo + Acción = Motivación.

Cada vez que tengas un motivo eso te llevará a mantenerte motivada y esa motivación te llevará a perseverar.

Por lo tanto identifica, diseña, elige cada instante MOTIVOS que te mantengan en estado de entusiasmo.

 

Mujeres Infinitas © Todos los derechos reservados

info@mujeresinfinitas.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies